fbpx
Home / Ahiṃsā Challenge: Ejercicio 6

Ahiṃsā Challenge: Ejercicio 6

por | 29 Ene 2021 | Ahiṃsā Challenge, Yama & Niyama Challenge

Ahimsa Auto Observacion

Liberando nuestros patrones emocionales.

En los ejercicios anteriores hemos aumentado nuestra comprensión sobre la violencia, sus mecanismos y hemos reducido nuestra carga de dolor. Hemos aprendido a perdonar y continuar nuestro camino sin rencor.

Ahora vamos a continuar profundizando en los orígenes de la violencia para poder desestructurarla de raíz y para continuar deshaciendo nuestra carga de dolor.

Entender nos ayuda a salir de la ilusión, descargar la tensión emocional acumulada ayuda a liberar nuestro cuerpo y nuestra mente y a la vez nos ayuda a pensar mejor y tener el razonamiento correcto.

¿Te has dado cuenta alguna vez de que cuando la emoción te embarga la mente se nubla y pensamientos, palabras e incluso acciones no adecuadas suceden?

En aquel momento tiene toda su lógica, tienes todos los argumentos y justificaciones para esos pensamientos, palabras y acciones.

Sin embargo, cuando la emoción disminuye en más de una ocasión habrás visto que lo que pensaste, dijiste o hiciste estaba fuera de contexto y en más de una ocasión causaste un daño innecesario y difícil de reparar.

Esto sucede porque nuestra mente y nuestra biología se ve afectada por la emoción.

Si lo vemos desde un punto de vista biológico ciertas emociones generan ciertos químicos en el cuerpo que hacen que la mente sea más propensa a generar pensamientos acordes con esa emoción y que a su vez ayudan a reforzar esa misma emoción (o una cercana) entrando así en un círculo vicioso.

Podríamos decir que la emoción hace un golpe de estado a la mente, a la lógica, a la memoria y al pensamiento.
Estoy seguro de que esto fue útil en algún momento de nuestra evolución (si no, probablemente ese mecanismo no existiría) pero ya no.

Probablemente estés de acuerdo en que por lo general es mejor tener la cabeza clara cuando una situación conflictiva para poder tomar las mejores decisiones y no dejarse llevar por la impulsividad.

De esta manera el ejercicio de hoy se basa en la auto observación para poder identificar este proceso y pararlo antes de que sea demasiado tarde.

Una vez que hayamos aprendido a pararlo, si continuamos con este proceso de auto observación nuestra reactividad irá disminuyendo gradualmente hasta finalmente desaparecer.

Esto puede ser realmente un proceso de por vida, ya que tenemos tantos procesos reactivos (la mayoría inconscientes) que se necesita de un trabajo intenso y continuado por largo tiempo para realmente poder retomar el control de nuestra mente y llevarla en la dirección adecuada.

Sin embargo, todo gran camino comienza con un primer paso.

Proceso para desactivar saṃskāra(s)

1.- Elije una emoción o proceso reactivo que quieras desactivar

Escríbelo en un lugar visible para acordarte de que estás trabajando sobre ese patrón reactivo en concreto

2.- Describe con el máximo detalle todo el proceso reactivo

Cuando se suele producir, que es lo que lo inicia, como se siente tu cuerpo, que pensamientos y emociones emergen, etc.

Cuanta más información, más detallada y más estructurada más fácil te va a ser de desmontarlo.

3.- Observa

Los pasos 1 y 2 te van a dar la guía de qué observar. Cuanto más observes más información vas a obtener sobre el proceso, más sutilezas se van a revelar que a su vez te servirán para ampliar el paso 2

4.- Encuentra un punto de acción

Encuentra cuál es el lugar más débil del patrón, por donde puedes comenzar a deshacerlo. Tu intuición y tu capacidad de autoanálisis te guiará.

Si no puedes por ti mismo siempre puedes obtener ayuda profesional externa que te ayude a desarrollar tu capacidad de auto observación o contactar conmigo para reservar una sesión individual para ayudarte a identificar y liberar tus patrones reactivos.

5.- Combina tu capacidad de análisis con tu fuerza de voluntad

Una vez encontrado ese punto donde comenzar a desmontar el patrón tienes que educar tu mente para “ir un paso atrás”.
Puede ser que el indicativo de que estás entrando en un bucle emocional sea que se está alterando tu ritmo respiratorio (diferentes emociones generan diferentes ritmos respiratorios). Es ahí cuando por ejemplo puedes ir educándote para retornar a un ritmo respiratorio adecuado, incluso uno contrario, que permita que tu sistema nervioso y endocrino se calme antes de entrar en bucle.

De nuevo, utiliza las herramientas que tengas y si quieres profundizar más pide ayuda.

6.- Ten paciencia

Los patrones establecidos desde largo tiempo o de manera intensa, normalmente tardan largo tiempo o necesitan de un evento igualmente intenso para ser deshechos.

Algunos patrones se han formado en la vida adulta, otros los traemos desde la niñez, desde el embarazo, desde el momento de la concepción o incluso desde vidas pasadas, de manera que puedes imaginarte cuán arraigados están en tu psique y personalidad.

Puede incluso que te identifiques con alguno de ellos y no quieras cambiarlos porque pienses que forman parte de quién eres.
Puede que algunos sean tan antiguos que el resto de tu personalidad se haya construido en base a ellos. Puede que estés tan inmerso en ellos como el pez lo está en el océano, no dándose cuenta del agua que le rodea ni concibiendo otra realidad que no sea esa.

Algunos son sociales, familiares o transgeneracionales, de manera que ya estaban allí cuando tú llegaste y como todo el mundo tenía ese mismo patrón pensaste que era lo normal.

Sea como sea, ahora es tu momento. Aprovecha, inicia el camino que te llevará a la liberación.


EJERCICIO 6

1-Realiza el proceso de liberación de saṃskāra(s).

Elige uno y comienza por ese. Mantenlo hasta que sientas que está completamente erradicado. Es posible que en el camino pienses que ya lo has erradicado y vuelva a aparecer.

No desesperes, forma parte del proceso. Continúa, persevera y llegarás a tu meta.

2-Comparte en los comentarios como está siendo tu experiencia

No esperes a acabar el proceso porque puede llevar años desactivar ciertos saṃskāra(s). Simplemente comparte qué estás aprendiendo, de que te estás dando cuenta, cuales son tus avances o tus dificultades mientras lo realizas.

IMPORTANTE

Una vez tengas este apartado integrado (es decir, hayas podido establecer esta capacidad de auto observación de manera más o menos automática) pasa de inmediato al siguiente ejercicio.

Al ser este un ejercicio que probablemente tengas que aplicar de por vida existe cierta tendencia a quedarse anclado aquí. No te quedes enganchado en este apartado y continúa con el siguiente ejercicio en un tiempo razonable a la vez que mantienes, perfeccionas y profundizas en este proceso de auto observación por el resto de tu vida.

Quedarte en este ejercicio es perderse el resto del proceso, y el resto del proceso te va a dar herramientas para entender mejor este ejercicio, así que avanza sin miedo pero con constancia, precaución y dedicación.


Namaste 🙏🏼🕉

Patricio Moralo

Practicante de Hatha Raja Yoga desde hace más de 30 años y uno de los pocos profesores a nivel mundial autorizado por Manju Pattabhi Jois (hijo mayor de Sri K. Pattabhi Jois, el creador del método) a enseñar primera serie, segunda serie y pranayamas de Ashtanga Yoga, siendo también el primer profesor y el primer formador autorizado en Ashtanga Yoga por la Yoga Alliance en España.

19 Comentarios

  1. Maria Rosell

    Es realmente un proceso complicado, entender cuales son los Samskaras negativos para poder trabajarlos e eliminarlos. Tendré que trabajar la paciencia para buscar y encontrar estas impresiones de la mente negativas.
    Este ejercicio me hace pensar también lo importante que es realizar un trabajo de limpieza interna, de tu propio cuerpo.
    Y llegando un poquito más allá, creo que también es muy importante seguir trabajando para potenciar los Samskaras positivos.
    Creo que muchos de nuestros actos desinteresados nos ayudan y atenúan nuestros Samskaras negativos.

    Responder
    • Montserrat Ayala

      me costo mucho identificar que samksara quería trabjar, y al final, curiosamente, trabajé algo que me suele pasar. Derrepente me llega una idea a la mente o alguien me propone hacer un proyecto, la idea puede ser buena o no, pero yo accedo a realizarla. Hay ideas que me emocionan mucho y proyectos por los que quiero trabajar. Pero luego me pasa que a la hora de hacerlo ya no quiero, y dejo pasar horas, minutos y dias. HAsta que por una o por otra tengo que cancelar el plan, posponerlo o simplemente no hacer nada.

      En general lo que estoy tratando de “desactivar” es mi impulso a decir que si antes de pensar realmente en lo que me estoy comprometiendo. Me he cachado en varias ocasiones a mi misma posponiendo juntas o llamadas por que simplemente en ese momento no me da la gana, o hay algún pretexto perfecto y lo quiero dejar para después.

      En estos dias he puesto conciencia en eso y decidi que es el tema que quiero tratar para este ejercicio, del que curiosamente, estaba huyendo tanto jajaja

      Por otra parte me gustaría compartir una experiencia que tuve con Patricio en una de las formaciones, nos hizo hacer un ejercicio similar en el que identificabas una reacción en ti que te gustaría cambiar, al hacerlo dibujabas muy brevemente ( o ponias una palabra, ahora no recuerdo) que simbolizara aquella emoción o sentimiento. Me acuerdo que ese día trabaje unos celos cegadores que solía tener en una de mis relaciones pasadas, bueno la vigente en aquel momento. Al llegar a casa puse el dibujito en mi altar, honrando ese sentimiento y esperando que algún dia se separará de mi. Recuerdo que durante mucho tiempo vi la imagen y sentía esa emoción, sentía la rabía y los celos apoderándose de mi, sentía traición, ego, todo….
      Puedo decir que hoy en día, después de varias sangoloteadas de la vida veo esa imagen y la siento superada al 100%, con mi pareja actual la verdad es que no suelo sentir celos así, y en general ya no me pasa eso. Como que desbloquee eso en mi vida y ahora me siento liberada, la verdad es que a un nivel completo.

      Me siento feliz de haber sido capaz de lograr eso por mi misma por que en realidad era yo la que mas salía afectada de esa emoción tan turbia y esos pensamientos tan envidiosos y comparativos.

      😀

      Responder
  2. Fer

    Buenas, la emoción que he elegido es el miedo.. Me considero una persona poco miedosa…
    Suelo enfrentarme a los conflictos de la vida.. Soy resolutiva, solucionadora de problemas..
    Pero que ocurre con los miedos irracionales? .. Esos que aparecen a media noche.. Donde nos da la taquicardia.. Son miedo ancestrales.. Miedos de carencias.. Donde la mente está emplean ebullición.. Trabajar esa emoción es muy importante, calmarla mirarla de frente y aceptar, que somos vulnerables e impermanentes.. Gracias.. Namaste.

    Responder
  3. Rosa

    He elegido desactivar el samskara que llevo tiempo trabajando porque llegó a afectarme mucho. Se trata del descontrol que siento cuando no acepto ciertas circunstancias. Y aunque he mejorado mucho, de hecho hay situaciones que ya he superado, en ocasiones vuelvo a lo mismo. Pero todavía queda alguna, para mí la más difícil que tengo que desactivar. Soy consciente de lo mucho que me afecta, pero sigo anclada a ese instinto de protección, a un pensamiento de que si lo acepto no irá bien. Para mí es una situación complicada. Sé que tengo que estar ahí, observando, apoyando, vigilando, pero no imponiendo puesto que en el momento en el que no hace (mi hijo) las cosas como yo las tengo previstas, entro en bucle. Ansío llegar a ese punto de aceptación. de comprender que cada uno tiene su ritmo, que lo que para mí es bueno, quizás para él no. Y de nuevo con este ejercicio, igual que con los otros, al reflexionar y escribir, al mirarme desde fuera como una mera observadora, me doy cuenta de como me perturbo por una insignificancia que mi mente magnifica porque es a lo que está acostumbrada. Así que seguiré profundizando, cuando se me presente esa situación, antes de actuar (mi mente), me pararé, reflexionaré y veré “mi problema” como si le sucediera a otra persona. Tengo que aprender a desactivar. Arduo camino, pero seguiré trabajando hasta conseguirlo. Gracias

    Responder
  4. Laura

    Cuando leí el apartado en cual dices que es importante no quedarse con este ejercicio porque puede tardar anos, realmente me hiciste reír. ¡Porque eso era justamente lo que estaba pensando!
    No es que no he entendido de “limpiarme” de mis samskaras, o sea mis patrones psicoemocionales disfuncionales, lo he intentado muchas veces con muchas técnicas diferentes, y todavía estoy en camino.
    Creo que he llegado hasta el punto 4, hasta observar cual es el punto más débil de este patrón, pero el paso no. 5 era nuevo para mi. Y me gustó mucho el concepto e combinar la capacidad de análisis con la fuerza de voluntad, porque en este patrón los veo realmente desconectados: O es mi mente analítica que dice “vale, lo hago así y así y es disfuncional, pero que puedo hacer?” o es mi fuerza de voluntad, que dice “desde hoy voy a empezar TODO de nuevo, no habrá errores y todo ira bien”. Pero me falta ser realista en mi voluntad, y en mi “racionalidad” a veces me falta la activación de patrones de protección/contra-acción.

    Responder
  5. Cintia

    La emoción / proceso reactivo que elegi fue el de actuar impulsivamente y reaccionar a la defensiva. Que un poco los dos vienen de la mano. Me considero una persona tranquila en lo general pero cuando alguien dice o hace algo que me molesta salto como si fuera un león, me transformo. Esto lo vengo trabajando desde hace unos años ya y estoy mucho mejor, no se si también será que estoy más grande y algo mas madura y me di cuenta que siendo asi no iba a llegar a ninguna parte. Aprendi a controlarme mucho y a respirar antes de contestar. Aprendi mucho sobre esto mas que nada en ambiente laboral y profesional ya que no queda muy bien que uno sea así. Si bien es algo que ya venia trabajando, con este ejercicio lo que me di cuenta es el por que reacciono así y llegue a la conclusión de que no me gusta mostrarme vulnerable, que los demás sepan mis puntos débiles, me gusta marcar mi territorio y decirles a los demás “hasta acá llegaste” para evitar que me lastimen. Pero aveces esa postura me juega en contra. Y si estoy vulnerable que importa? (esto es lo que me estoy dando cuenta ahora con estos ejercicios) Y si el otro me lastima qué importa? Al final es su karma y yo puedo perdonar y tener compasión como aprendimos en los ejercicios anteriores. Es todo un proceso que llevara tiempo sin dudas.

    Responder
    • Rebeca

      He podido observarme y ver que diferentes procesos/ emociones reactiv@s que tengo tienen que ver con la comunicación.
      Para mí siempre ha sido mi punto más flojo y siempre me ha costado expresarme.
      Y puedo ver reacciones impulsivas , fallándo en la formas
      por aportar mi punto de vista.Percibo todo el arrebato y el fuego interno que se desarrolla y sé lo que sigue a continuación. Cuando comienzo con los pensamientos que generan esta respuesta. Este es el momento en el que debería salir a respirar o irme un rato a otro lado para ampliar la perspectiva.

      Otro de los puntos reactivos ha trabajar es por todo lo contrario, por omisión de respuesta, indirectamente relacionado para no crear conflicto. En mi diálogo interno tengo toda una historieta y no la termino de expresar. Así que hay una falta de comunicación que crea conflicto también.

      Y por último, siempre me he considerado una persona optimista y mi madre siempre me ha llamado “Antoñita la fantástica”.
      Pues veo muchísimos patrones asociados a esta influencia y me observo dando respuestas negativas como haría mi madre.😭.
      Y pensando u observando más tarde, como he podido decir yo eso?
      Es muy fuerte observar todo este proceso, y ver toda la influencia que recibimos de nuestro entorno y que inconscientemente desarrollan nuestra personalidad.
      Así que con todo este trabajo me gustaría parar , observar y hacerme responsable tanto de pensamientos y acciones para limpiar todo lo posible en el día de hoy. Y mañana se continuará de nuevo.
      Una tarea de por vida!!

      Responder
  6. EVA ALARCON GALLEGO

    El Samskara que debo trabajar es que no puedo controlar nada, y eso me hace sentir impotente . Es un sentimiento que me hace caer en preguntas que no se pueden contestar . Y me enfado, estoy todo el día quejándome, juzgando y me doy cuenta de ello y me enfado más y así hasta el infinito y más allá. Empiezo a darme cuenta de cómo empieza ( el detonante ) y desde ahí trabajaré . Gracias

    Responder
  7. Isabel

    Llevo tiempo trabajando sobre estas impresiones. Durante el proceso me doy cuenta que me identifico con patrones aprendidos que en realidad no son mi propia esencia.
    Cuando logro desactivar una pequeña parte de alguno la sensación es liberadora y a la vez vertiginosa. Aparece el miedo a lo que emerge a la superficie y me cierro para no enfrentarme a mi misma.

    Responder
  8. Claudia Cívico Cuenca

    Hola chicos, la emoción que he elegido trabajar es el apego, concretamente el apego en el amor, esta es mi debilidad, soy una persona muy emocional y en este punto es el que me afecta más y me hace sentir vulnerable en muchas ocasiones. He tratado de analizar cómo se genera todo el proceso desde el momento en que se inicia, observando mi cuerpo, mis emociones y pensamientos. Con este autoanálisis llego a la conclusión de que soy una enamorada del amor, pero debo aprender a dejar fluir las situaciones tal y como son, sin tratar de modificar demasiado, simplemente observar lo que me vienen a enseñar, estar abierta a esos aprendizajes y confiar en el proceso.

    Responder
  9. Unai

    Bueno ya era consciente de q me costaba expresar el enfado, x miedo al conflicto, así q estoy en el proceso de permitirme expresar, desde el análisis, con confianza, y de forma clara. Muchas gracias!

    Responder
  10. Yhenni

    soy muy impulsiva y leer este ejercicio me da una idea clara de como poder afrontar momentos dificiles. Antes nunca me detuve a pensar como controlarme, simplemente reaccionaba y pues…el resultado final: arrepentimiento. Ahora se que debo estar atenta y observarme antes de reaccionar, se que necesito paciencia y mucha fuerza de voluntad para poder romper ese ciclo de emosiones negativas.

    Responder
  11. Raquel

    El Samskāra que me gustaría desactivar, o seguir desactivando, es la impulsividad cuando me siento atacada. Efectivamente veo que es un trabajo de por vida, llevo algunos años trabajando en estas reacciones, ya que en el pasado me trajeron muchos problemas, con mi familia o con mi parejas, ya que a veces herimos tanto en este tipo de reacciones que las heridas y las relaciones llevan meses o incluso años en recuperarse. Cuando hice la lista de cosas que “activan” esa reacción me salían mil cosas que al final creo que se pueden resumir en el sentirme atacada, cuando me siento atacada sale la fiera que llevo dentro, sobretodo cuando siente que el mismo tipo de ataque se repite una y otra vez, ahí exploto y efectivamente no canalizo nada la manera correcta, ni el tono ni las palabras. Veo que hay una necesidad en ese momento de hacerme escuchar, de reivindicar algo que considero justo, pero es verdad que cuando la forma no es la correcta, el contenido del mensaje que quieres hacer llegar se pierde. La forma del mensaje está muy por encima, con los gritos o las malas palabras le doy demasiado protagonismo a la forma, restándole potencia al contenido del mensaje. Yo personalmente lo que noto cuando me va a venir este tipo de sobre-reacciones es un calor que me surge como del estómago y sube hasta el corazón, garganta y cabeza, es una calor que sube desde la zona del esternón por el canal central hasta arriba. Cuando noto esa sensación y noto que ese enfado me sube y que voy a tener una reacción impulsiva, debo tomar distancia física de la situación que me la provoca. Estos días me he dado cuenta de lo bueno que es escribir los pensamientos, sentimientos y emociones que experimentamos, me ayuda muchisimo a comprender. Para esos momentos en los que quiero “desactivar” la mala reacción pero aún así necesito sacar y expresar lo que siento pienso que me ayudaría poder escribirlo. También creo que aunque en ese momento lo que quiero es no provocar una discusión, si es bueno después poder hablar tranquilamente de lo que ha pasado, para buscar soluciones desde un ángulo más tranquilo y conciliador. Porque si nos callamos todo, las situaciones que nos hacen infelices se enquistan. Porque a veces yo me voy al otro extremo, y he tenido épocas que por no discutir y vivir en el conflicto, acabo callando muchas cosas que son para mi en realidad muy importantes. Así que, veo que lo puedo escribir para después volver a ello y ver como puedo darle solución.
    Efectivamente es un trabajo de por vida, que bonito darnos cuenta y ser capaces de activar el cambio 🙂

    Responder
  12. Helena

    Decidí tomarme unos días para observarme y darme cuenta realmente de los samskaras que quiero erradicar en mi conducta.
    Tras la observación creo que he podido llegar a la conclusión que lo primero en lo que debo trabajar es la obsesión por el control, ya sea emocional o de las cosas externas, de las diferentes situaciones, etc. El control absoluto de todo es imposible, no puedes tenerlo todo bajo tu mando por mucho que quieras, muchas veces tienes que saber aceptar las cosas tal y como vienen, además de ser capaz de ver que no siempre tienen que ser tal y como tu pensaste en un principio.
    Básicamente, he podido darme cuenta (llevo ya años realmente) que esta faceta mía obsesiva y algo compulsiva es algo en lo que debo poner orden. Ahora bien, ese orden se basa en un control emocional? Ahí es donde me surgen las dudas, porque si bien me queda claro que debería ser menos controladora, también tengo este otro lado de ser obsesiva y hacer las cosas de manera compulsiva, y claro, esto requiere de cierto control de uno mismo.
    De todo esto, cuando pienso en ello me viene la palabra: “naturalidad”, y es que esa misma palabra no parece conjugar conmigo para nada. Hacer las cosas de forma natural, sin pensarlo tanto, sin tantas rigideces, sin tanto protocolo, sin impulsividad…
    Quizá suene extraño pero para mí no es ninguna novedad. Ser natural es algo que no veo en mi, tal vez por complejos, por inseguridades, tal vez por mi obsesión durante años de controlarlo todo. Creo que ese patrón de conducta me volvió muy… por así decirlo “robótica”, entonces como puede esperarse muy natural un robot no es.
    En fin, al partir de aquí y con esta reflexión voy a trabajar duro para poder ser más natural y disfrutar más de la vida.

    Gracias por este bonito ejercicio.

    Namaste🦋

    Responder
  13. Natalia

    Durante estos días he reflexionado y observado los samskaras que quiero desactivar. Con el que más he conectado ha sido con el miedo a no sentirme suficiente ante alguna situación o persona; y eso me lleva a reaccionar apartándome del mundo y aislándome. En ese proceso, me autocastigo con diálogos violentos conmigo misma.
    En esos momentos desconecto totalmente del resto de emociones y de lo que quiere mostrarme la situación y me quedo encerrada en un bucle mental y agotamiento físico.
    Me he dado cuenta que ese miedo aparece por no expresarme, ni manifestar lo que siento o pienso, por miedo a no ser aceptada o ser rechazada.
    Cada vez soy más consciente y aparece con menos intensidad; qué importante es el pararnos, observar y darnos cuenta. Gracias!

    Responder
  14. Andrea

    Hola, leyendo los comentarios de todos me ayuda a ver que tengo muchas impresiones por eliminar, ahora la que necesito trabajar es la ira, pierdo rápidamente la paciencia pero no soy grosera más bien guardo silencio y me frustro. Lo que más me costó es poder identificar desde dónde puedo empezar a trabajar para poder desactivar este tipo de emociones.
    Es un trabajo duro y ahora entiendo que es muy muy largo.
    Muchas gracias!!

    Responder
  15. Rosa S

    mas confianza en mi y constancia , es un largo trabajo interno que hago desde muy joven voy avanzando , el miedo es la samskara que pido desactivar . gracias por ayudar a recordar y poder avanzar en el camino .
    gracias

    Responder
  16. Caro Aragón

    Llevaba unos meses observando de lejos varios samskaras, sin hacerme muy consciente de ellos en realidad, no de la forma que lo eres cuando los verbalizas. Era más bien que me sentía incómoda porque varios de ellos no me visitaban desde hace tiempo. Uno de ellos es la forma en la que le hablo a mi mamá. Desde hace unos meses en particular me doy cuenta de que cada vez que la veo la regaño, encuentro algo que ella está haciendo y lo señalo y le digo que eso no la va a llevar por buen camino. He juzgado su forma de cocinar y comer, de moverse o no moverse, de organizar su día a día, entre otros. En fin, lo que encuentro es que no es constructivo seguir con ese comportamiento, ni para mi relación con mi mamá ni para sus hábitos, solo le bajo la moral y no la “ayudo” si es que eso es mi intención. Pero además observo que mi papá le habla de esa forma, y a mí también. Y que esa es una de las voces que he internalizado cuando me digo a mí misma que lo estoy haciendo mal y que lo estoy actuando con mi madre. Lo que me está costando mucho trabajo es encontrar qué es exactamente lo que lo está detonando, porque ahora ya es un hábito, en cuanto la veo comienzo. Entonces me está costando trabajo ver bien por dónde va desarmar este samskara, es decir encontrar un punto de acción, más allá de simplemente parar, pero estoy observando con paciencia y permitiéndome sentir. Lo que más me cuesta cuando veo estas cosas es seguir en el ciclo de regañarme y la culpa, pero estoy encontrando refugio en la COMPASIÓN por mí misma.

    Responder
  17. Tatevík

    El Samskāra que he elegido para trabajar es el apego en su amplio sentido. Últimamente aparece junto al miedo de la incertidumbre o cambio.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Formación Presencial

Formación Online

Te puede interesar ….

Pin It on Pinterest

Share This