Las disciplinas como el Hatha Yoga cada vez son más conocidas y practicadas. Es normal, vivimos en un mundo con cada vez más distracciones. Mensajes de Whatsapp cada cinco segundos, llamadas telefónicas de vendedores desesperados por captar clientes, anuncios que interrumpen un interesante vídeo de Youtube, trabajos encargados a última hora con urgencia… El ritmo de nuestras vidas es frenético y si no tomamos las medidas adecuadas podemos sufrir los males de la dispersión y el estrés.

La concentración es lo contrario de la dispersión y está directamente relacionada con la productividad. Para ser productivo tienes que concentrarte en lo que estás haciendo ahora, evitar distracciones externas y no hacer más de una tarea a la vez.

No obstante, muchas veces esto no es suficiente para mantener la concentración, ya que la mente es un poderoso foco de distracciones. Miles de pensamientos te acechan a diario y quieren arrebatar el protagonismo a las tareas importantes que tienes por delante.

Además, el estrés es lo contrario de la felicidad y es el origen de pequeñas o grandes molestias como contracturas, problemas musculares, etc. Para ser personas más felices hay que aprender a dominar el cuerpo y la mente para no quedar consumidos por los nervios.

Para mantenerse enfocado y aprender a concentrar todas las energías en una tarea hay que entrenar el cuerpo y la mente.

El entreno del cuerpo y la mente también es vital para relajarse y liberarse de problemas y pensamientos negativos. Hace siglos que muchos maestros han enseñado a millones de discípulos a concentrarse, a ser más productivos y, a relajarse y, en definitiva, a ser más felices con el Hatha Yoga.

En este artículo:

 

¿Qué es el Hatha Yoga?

El Hatha Yoga es una disciplina oriental que ayuda a las personas que la practican a armonizar el cuerpo y la mente a través de asanas o posturas corporales para lograr una conciencia plena de los propios actos y pensamientos y un control del cuerpo, los pensamientos y las emociones.

Literalmente, Hatha es la unión de dos palabras “Ha” (sol) y “tha” (luna). El Hatha es el equilibrio entre los valores que se desprenden del sol, calor, luz, energía, actividad, pasión, positivo y los que se derivan de la luna, frío, reflexión, recepción, negativo. Esta disciplina contribuye a que las personas que lo practican sincronicen el cuerpo con la mente.

¿Quién puede practicar Hatha Yoga?

Cualquier persona puede llevar a cabo los ejercicios del Hatha Yoga. No importa la edad, la religión, el sexo o la condición física. Todos los movimientos del Hatha Yoga se pueden adaptar a cualquier perfil de usuario.

Este tipo de Yoga lo pueden practicar tanto personas jóvenes sin lesiones como colectivos con algunas complicaciones físicas como prótesis de cadera y rodilla, fibromialgia, esclerosis múltiple, hipertensión, problemas de equilibrio, etc. En estos casos, los ejercicios que se deberán practicar tendrán que ser suaves.

Beneficios del Hatha Yoga

El Hatha Yoga aporta muchos beneficios a las personas que lo practican. Todos estos se dividen en dos ámbitos: mental y físico.

En el apartado mental, este tipo de Yoga permite reducir el estrés y la ansiedad, relajarse, aumentar la concentración y conseguir la conciencia plena en todos los actos realizados.

En el ámbito físico aporta también distintos beneficios como mayor flexibilidad, fuerza muscular, tonificación y la corrección de la postura corporal, entre otros.

Posturas de Hatha Yoga

Las posturas del Hatha Yoga se denominan con el nombre sánscrito “asanas” y hacen referencia a aquellas posiciones que actúan sobre el cuerpo y la mente para beneficiar a las personas que lo practican desde el punto de vista físico como mental.

Posturas Hatha Yoga

Las posturas más habituales son las siguientes:

  • Postura de la cobra o Bhujangasana. Una posición del cuerpo muy útil para fortalecer la columna vertebral.
  • Postura de loto o Padmasana. Es la postura clásica que se suele practicar en la meditación. Adecuada para meditar y trabajar la respiración.
  • Postura de la montaña o Tadasana. Es una postura muy suave con muchos beneficios. Fortalece los músculos del abdomen, piernas, mejora la postura y el equilibrio y previene y alivia el dolor de espalda.
  • Postura de la vela o Sarvangasana. Es la primera inversión de Yoga y la más fácil de practicar. Entre los beneficios que ofrece están los siguientes: fortalece la espalda, circulación de la sangre, fortalecimiento de los brazos y tonifica las piernas.
  • Postura del Saltamontes o Salabhasana. Se trata de una posición del Hatha Yoga básica para tonificar y quemar la grasa abdominal.

Cómo diseñar una rutina de Hatha Yoga

Si te animas a practicar el Hatha Yoga o quieres dar clases de esta disciplina para que otras personas se puedan beneficiar de sus ventajas, debes tener en cuenta que una rutina debe contar con las siguientes fases:

  • Respiración adecuada (pranayamas)
  • Calentamiento (Saludo al Sol o Surya Namaskar)
  • Asanas de flexión, extensión, torsión, inclinación lateral, relajación y meditación.

Siguiendo estas tres fases, lograrás obtener los beneficios que buscabas antes de ponerte a practicar el Yoga Hatha: controlar el cuerpo y la mente para liberarte del estrés y estar más cerca de la ansiada felicidad.

Formaciones Hatha Yoga en Yoga Inbound Barcelona

Yoga Inbound Barcelona es un centro especializado en formación para profesores, aún así se imparten clases de yoga en diferentes variantes. Centrándonos en la práctica del Hatha Yoba en Barcelona ofrecemos: